Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Aprender inglés desde bebés: ¿mito o realidad?

Helen-Doron-ingles-para-bebes-en-Logrono
Inicio  »  EMBARAZADAS Y BEBÉS   »   Aprender inglés desde bebés: ¿mito o realidad?
Para muchas familias, que un bebé de pocos meses comience a aprender inglés es poco menos que una fantasía. Sin embargo, Helen Doron English Logroño, escuela pionera en La Rioja en enseñar inglés a bebés de solo 3 meses, lo tiene claro: "cuanto antes, mejor".

Para muchas familias, que un bebé de pocos meses comience a «estudiar» inglés es poco menos que una fantasía.

Sin embargo, para Helen Doron English Logroño, escuela pionera en La Rioja en enseñar inglés a bebés de solo 3 meses, su metodología educativa de más de 36 años les ha dado la razón: cuanto antes, mejor.

Según explican la directora y el director de esta escuela, Sonia Pérez Saso y Darren Clarke, a lo largo de este tiempo les han llegado cientos de familias con las mismas dudas: que si no es muy pronto, que si no interferirá con su propio idioma, que si de verdad sirve para algo… 

Pero como explican, además de basarse en las evidencias y estudios científicos, su experiencia de diez años les avala. «Tenemos alumnos como Miguel y Xela que comenzaron de bebés y hoy por hoy están cursando niveles de Teens. Es maravilloso oírles hablar en inglés en plena confianza con un acento perfecto, con espontaneidad y fluidez, cambiando de un idioma a otro sin darse cuenta…».

Aquí recopilan las dudas más frecuentes acerca del aprendizaje del inglés en la primera infancia. Si tienes más dudas, puedes consultárselas por email: logrono@helendoron.com o teléfono 941 587 340/ 630 946 810 (Whatsapp).

Pero si ni siquiera sabe hablar castellano todavía, ¿para qué le voy a llevar a clase de inglés tan pequeño? 

Para contestar a esta pregunta deberíamos pensar qué es lo que ocurre en el cerebro del bebé para que hable su idioma materno, el castellano en este caso. Para hablarlo, primero necesitamos oírlo. Ya en la barriga de sus mamás, los bebés, con el oído como primer órgano desarrollado, comienzan a estar expuestos a su idioma materno que luego hablarán.

También deberíamos diferenciar entre el inglés como segunda o tercera lengua o la Lengua Extranjera, Inglés, que es la que se hace en los colegios e institutos (y así lo muestran en sus boletines de evaluación, por ejemplo).

Si lo que quieres es que tu peque el día de mañana tenga un segundo idioma y lo hable en plena confianza, habría que exponerle a este a edad temprana. Según el artículo La Genialidad Lingüística de los Bebés, acerca del aprendizaje de idiomas para bebés y escrito por Patricia Kuhl, codirectora del Instituto de Ciencias del Cerebro y el Aprendizaje de la Universidad de Washington, los bebés entre 6 y 8 meses que perciben los sonidos de un segundo idioma desarrollan el mismo nivel de conocimiento de ese idioma que los bebés nativos.

El cerebro de los bebés es como una esponja y tiene más plasticidad, por lo que para él es más fácil desarrollar una serie de capacidades, como aprender una segunda lengua o incluso una tercera. Esta afirmación proviene de los estudios científicos de Glenn Doman, que trabajó ampliamente la plena capacidad de los bebés para absorber todo tipo de conocimientos desde los pocos meses de edad. Incluso desde que nace el niño está preparado para recibir cualquier tipo de enseñanza siempre que tenga interacción humana y esté basado en el juego.

O el método Suzuki, concebido para el aprendizaje de la música a través de instrumentos musicales, pero basado en la gran capacidad auditiva de los niños desde la más temprana edad.

ingles-en-familia-helen-doron-logroño

Si le empiezo a enseñar inglés tan pequeño, ¿no se liará con su propio idioma?  

No. En la infancia, las redes cerebrales no están completamente desarrolladas, la interferencia es débil y los bebés pueden configurar simultáneamente redes neuronales para dos idiomas distintos (Flege, 1995; Iverson et al., 2003; Zhang et al. , 2009). Según la Doctora P. Khul, los bebés pueden distinguir todos los sonidos de todas la lenguas, independientemente del país e idioma que sean,  por lo que al estar expuestos a otros idiomas, los irán adquiriendo a la vez que su idioma materno y diferenciándolos al mismo tiempo.

Si mi pronunciación no es muy buena, ¿debería decirle alguna palabrita en inglés o mejor que no?

Toda exposición a un segundo idioma es un valor añadido al desarrollo académico que se esté realizando. En general, la mayoría de nuestra generación se avergüenza de su pronunciación, pero lo importante es saber realmente a qué acento está expuesto el bebé: si está bajo inmersión nativa adquirirá este acento y el beneficio de que se le hable en casa es que el peque se dará cuenta de que esto es otra manera de comunicarse no solo en el centro donde lo esté trabajando sino también en casa.

¿Sería suficiente si, por ahora, solo le pongo canciones y dibujos en inglés?

No. Los bebes necesitan una interacción humana para desarrollar el idioma, según la Dra. Patricia Kuhl (Garcia-Sierra et al., 2016). Los peques adquieren el lenguaje a partir de la exposición en formas que son exclusivas de los humanos, combinando habilidades de detección de patrones (Saffran, Aslin y Newport, 1996) con habilidades sociales únicamente humanas (ver Kuhl, 2007). Sin embargo, no se produce aprendizaje si el mismo material se presenta a través de vídeo o audio, lo que demuestra que un entorno social proporciona mejoras esenciales para el aprendizaje de idiomas extranjeros.

¿Existe una edad tope para empezar? ¿Cuál es el límite que recomiendan los profesionales?

Algunos científicos dicen 3 años, 5 años y otros hasta los 7 años. Según Siguan y Vila (1991) atestiguan que hasta los tres años es la edad idónea para alcanzar el bilingüismo más equilibrado que si se adquiere una segunda lengua a partir de esa edad. Otros, como Patricia Kuhl, se quedan en la horquilla de entre 3 a 7 años como indica su propio estudio.

Supongo que con ir a clase de inglés en la escuela y en la «academia» será suficiente, ¿verdad? ¿Tengo que hacer algo más en casa?

Depende del objetivo: si quieres que haga Lengua Extranjera con lo del cole y la academia de apoyo, si fuera necesaria, sería suficiente. Si quieres que tenga un segundo idioma, debes elegir una escuela con una metodología por la cual los bebés puedan adquirir de manera natural y sin esfuerzo las bases y estructuras del inglés, que ofrezcan una inmersión diaria y repetitiva, y sesiones en grupos reducidos, dirigidas por expertos profesores nativos anglosajones, en entornos seguros y afectivos, con sus padres idealmente, y dinámicas basadas en el juego.

Si en lugar de ir a una academia le llevo un mes entero a estudiar fuera cuando sea mayor ¿no obtendremos el mismo resultado habiendo ahorrado tiempo, esfuerzo y dinero?

Cuando sea mayor, las redes cerebrales estarán casi completamente desarrolladas, la interferencia será más fuerte y la codificación inicial de patrones nativos interferirán con el aprendizaje de un segundo idioma en edades posteriores (Flege, 1995; Iverson et al., 2003; Zhang et al. , 2009 ). Además, hoy por hoy no existe la inmersión que existía hace 30 años, que solo podíamos hablar con la familia los domingos a cobro revertido. Hoy en día, ¿quién no se va con su móvil y puede estar en contacto con su castellano a todas horas continuamente?

Si no conoces el idioma, en un mes poco se puede hacer y menos cuando eres casi ya un adulto. Es más, si conoces la gramática, puedes leer y escribir algo en inglés aunque no lo hables o entiendas. Se necesitan al menos 6 meses de inmersión muy buena y seria para lograr soñar en inglés.

Aún así, al haberlo adquirido ya “de mayor” hay fonemas que nunca llegamos a diferenciar. Hay palabras en inglés que nos suenan igual, aunque realmente no es así, y por lo tanto no logramos pronunciarlas correctamente con la consecuencia de que no se nos entienda cuando hablamos.

También hay que tener en cuenta que no es lo mismo salir al extranjero conociendo el idioma y pudiendo disfrutar de la experiencia de crecimiento desde el minuto uno, que llegar y sufrir durante un tiempo hasta que puedes comunicarte. Todo depende de las necesidades y prioridades de cada familia.

Algunas fuentes:

  • https://www.ted.com/talks/patricia_kuhl_the_linguistic_genius_of_babies?language=es&subtitle=es
  • https://www.today.com/video/raising-children-bilingual-offers-surprising-benefits-54514755730
  • https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6604829/
  • https://reunir.unir.net/bitstream/handle/123456789/2487/salas.garrido.pdf?sequence=1&isAllowed=y
  • https://ilabs.uw.edu/sites/default/files/2017%20FerjanRamirez_Kuhl_MBE.pdf

Artículo elaborado en colaboración con Helen Doron English Logroño.

Inicio  »  EMBARAZADAS Y BEBÉS   »   Aprender inglés desde bebés: ¿mito o realidad?
GUIA DE TURISMO FAMILIAR

Los mejores destinos

para una PRIMAVERA genial