Viajar con niños a Logroño (lo mejor de la ciudad en 48 horas)

viajar-con-ninos-a-Logrono
Inicio  »  Magazine   »   Viajar con niños a Logroño (lo mejor de la ciudad en 48 horas)
¿Pensando en realizar una escapada a Logroño? La capital de La Rioja es un estupendo destino familiar. Los consejos para viajar con niños a Logroño aquí.

Información turística de Logroño: 941 29 12 60. Dirección: Escuelas Trevijano, Calle Portales, 50, 26071 Logroño, La Rioja.

Un reto: un fin de semana y seis familias que visitan Logroño con niños por primera vez. ¿Cómo condensar lo mejor de la capital riojana en 48 horas? ¿Cómo mostrar lo que no se ve, aquello que no se explica con palabras: esa hospitalidad que llevan a gala los riojanos?

Si estás pensando en realizar una escapada a Logroño, toma nota de estos lugares que hemos seleccionado para visitar en este I Fam Trip organizado por el Ayuntamiento de Logroño junto con seis medios y blogs especializados en ocio familiar.

Visitar-logrono-con-ninos

Puedes leer sus experiencias en Logroño acudiendo a cada una de sus páginas: Gabarroia; Escarabajos, Bichos y Mariposas; Mamá tiene un plan; Babytribu; Caracoles Nómadas; Familias en ruta y Con peques en Zaragoza.

Día 1. Bienvenidos a Logroño 

El primer contacto con Logroño se produce al caer la tarde con una de las ‘Visitas Narradas por los Caminos del Vino’, una actividad en la que dos actores, ataviados al uso y costumbre del s. XIX, nos acompañan por la ciudad. Un ágil recorrido salpicado de divertidas anécdotas y datos históricos sobre la vida, el patrimonio y el carácter local.Visitas narradas por los caminos del vino

Finaliza el recorrido con un aperitivo en el Espacio Lagares, un edificio rehabilitado donde se pueden contemplar lagares de piedra (los lugares donde se elaboraba vino y aceite) que datan del siglo XVII.

Día 2. Patrimonio, gastronomía y… ¡vino!

Tenemos por delante un día entero para conocer la capital riojana. Comenzamos con una actividad denominada Mirar muy de cerca Logroño, una ruta-juego para público familiar que mediante pistas, retos y actividades, nos lleva a descubrir su patrimonio cultural.

Plaza-de-la-oca.-Mirar-muy-de-cerca-Logrono

Empezamos en el Punto de Información al Peregrino, el primer contacto que tienen con la ciudad quienes realizan el Camino de Santiago desde Roncesvalles (el camino francés). El recorrido continúa por el Jardín de la Música, en el parque exterior de Casa de las Ciencias (parada obligada con los niños), donde podemos disfrutar de originales juegos musicales y científicos al aire libre.Mirar-muy-de-cerca-Logrono1

De vuelta a la otra orilla del Ebro, esta vez cruzando el puente de Hierro, visitamos el Calado de San Gregorio, del s. XVI, una antigua bodega subterránea excavada bajo el suelo. Debemos aprovechar para conversar o, al menos, desearles ‘Buen Camino‘ a las decenas de peregrinos que encontraremos a nuestro paso.

Otra parada importante: la visita a Félix, artesano botero de los pocos (se cuentan con dos manos) dedicados a la fabricación de botas de vino en España, al que saludamos en su tienda ubicada en la calle Sagasta.

Botas Rioja en Logroño visita con niños

Continuamos la ruta. Ahora paramos para contemplar la concatedral de La Redonda y sus dos torres… ¿idénticas? Nos tumbamos en el suelo para comprobar las diferencias entre ellas y, también, contar los nidos de cigüeña desde esta cómoda perspectiva.

La-Redonda-Logrono

 

Otra parada obligatoria: el Mercado de Abastos, donde pondremos a prueba nuestros sentidos: el de la vista, para admirar su belleza arquitectónica; el del oído, para escuchar a compradores y vendedores ofreciendo los productos recién traídos de la huerta; el del olfato, para distinguir hortalizas, frutas, pescados, especias…; el tacto, para comprar los ingredientes con los que elaborar algunas de las tres recetas más famosas del lugar: ‘Patatas a la riojana‘, ‘Peras al vino‘ o ‘Chuletillas al sarmiento‘ y el del gusto, para degustar los platos que los niños pueden realizar todos los sábados por la mañana en los talleres infantiles de cocina Alimentarte.

En esta visita por Logroño nos decantamos por coger fuerzas en Tondeluna, un concepto de restaurante diferente e inédito creado por el cocinero riojano Francis Paniego (Premio Nacional de Gastronomía 2012) y su mujer Luisa Barrachina, donde disfrutamos de un delicioso ‘brunch’ e, importante si viajas en familia, con una buena selección de juegos de mesa para los niños.

Tondeluna-hora-brunch

Salimos de este homenaje para los sentidos cuando nos llegan de nuevo los aromas más riojanos. Es el momento de adentrarnos en el entramado de calles de ‘la San Juan‘, como se conoce a esta zona de ‘tapeo’, menos famosa que la Laurel, pero igualmente querida por los logroñeses. Un total de 150 metros donde se ubican 26 establecimientos con pinchos que harán las delicias de todos los paladares.

Paseando por Portales 

Nuestro postre de hoy tiene un destino: dellaSera. Así se llama la heladería que, desde 2016, está considerada como el Mejor Espacio Dulce de España (calle Portales, 28). Heladería dellaSera es obra del maestro heladero Fernando Sáenz Duarte (Premio Nacional de Gastronomía al mejor Pastelero en 2016), un paraíso donde se pueden degustar helados impregnados del sabor de la tierra: ‘Crema de limón al aceite de Alfaro’, ‘Mosto de racima de invierno’, ‘Sombra de higuera’, ‘Mazapán riojanito’ o ‘Lías de vino blanco fermentado en barrica’ son algunos de ellos.

Fernando-Saenz-chef-frio-Della-Sera-Logrono

Con helado en la mano, descansamos en una de las terrazas de la Plaza del Mercado. Mientras los niños juegan y corretean sin peligro, cogemos fuerzas para el resto de la tarde: nos espera la visita a una bodega centenaria: Bodegas Franco Españolas

En Logroño, apenas es necesario coger el coche para moverse por la ciudad, así que encaminamos nuestros pasos hacia estas bodegas centenarias, fundadas en 1890 y testigos de numerosos acontecimientos históricos desde su ubicación privilegiada a orillas del Ebro. Elegimos una visita adaptada a público familiar y los pequeños no pierden el hilo de las explicaciones y elementos sorprendentes que surgen a nuestro paso. Al finalizar, ellos también podrán participar de su cata particular… de mosto.Bodegas-FrancoEspanolas

Un apunte: Franco Españolas es una de las siete bodegas de Logroño. Además de esta podemos encontrar: Bodegas Campo Viejo, Marqués de Vargas, Olarra, Ontañón, Viña Ijalba, Arizcuren y Marqués de Murrieta.

Nuestro estómago avisa: llega la hora de cenar. Y es el momento de adentrarnos en la calle más fotografiada de Logroño: la calle Laurel y todas sus adyacentes. Si visitas Logroño en familia, es preferible comenzar la ruta pronto, hacia las 20 horas, en la denominada por los locales como ‘Hora de los Carros’ porque será más fácil transitar con niños.

En este lugar gastronómico, de encuentro para familias y amigos, es donde mejor se puede captar el carácter sociable y amable de los riojanos. Es aquí donde, como decíamos al comienzo, se respira la esencia de este pueblo. No se puede explicar con palabras. Solo haz un experimento: pregunta por una dirección y, al momento, cuatro personas te la indicarán y, si no está muy lejos, incluso te acompañarán.

La ruta por la Laurel puede durar tanto tiempo como queramos: una hora, dos… Y con ella es el momento de despedir a este segundo día en Logroño.

Día 3. Naturaleza en Logroño

Para finalizar nuestro viaje, escogemos ver Logroño desde una perspectiva diferente: a orillas del Ebro. Para ello, contamos con uno de los guías de Madreselva, una empresa de educación ambiental especializada en visitas con grupos de escolares y familias. Miguel Lara nos acompaña en esta incursión por la ribera del Ebro. Abrazar un árbol, ver de cerca los nidos de los pájaros carpinteros, observar a las cigüeñas y sus crías con telescopio o buscar las huellas del visión europeo, animal en peligro de extinción que habita en este lugar, es una experiencia imborrable para los más pequeños.

Abrazo-a-los-arboles-en-la-ribera-Ebro

Y tras esta visita a la naturaleza y, ahora sí, en coche -en bicicleta también se llega sin problema- nos acercamos al parque de La Grajera, un espacio natural a escasos minutos de la ciudad.

Se trata de un embalse rodeado de decenas de zona verde, donde encontramos asadores y merenderos de libre uso, para preparar y degustar esas chuletillas al sarmiento; restaurante y cafetería y una zona de juegos infantiles. Para los niños, el plato fuerte es la granja de animales, que abre sus puertas desde la primavera hasta la llegada del otoño. Burros, ovejas, cerdos, cabras, conejos, gallinas, patos, ocas… así hasta un centenar de animales en un espacio al aire libre de 12.000 metros cuadrados, con entrada libre y gratuita.

También de entrada libre y gratuita es su Aula Didáctica de la Naturaleza, abierta todos los fines de semana para ofrecer actividades lúdicas y talleres sobre educación medioambiental. También dispone de una pequeña exposición sobre la fauna y flora del lugar, un observatorio de aves y una biblioteca.

burros-granja-grajera

Y desde este paraje ideal para la desconexión toca despedirnos de estas seis familias con los que hemos compartido el fin de semana. Diana, Mónica, Lourdes, Esther, Lee, María y toda su tropa forman parte ya de nuestra tierra y de nuestros corazones porque… ¡Así somos los riojanos!I Fam Trip Logroño en Familia

 

Inicio  »  Magazine   »   Viajar con niños a Logroño (lo mejor de la ciudad en 48 horas)