La falta de contacto con la naturaleza aumenta el estrés en los niños

ninos-y-naturaleza
Inicio  »  Magazine   »   La falta de contacto con la naturaleza aumenta el estrés en los niños
La falta de contacto con la naturaleza provoca en los niños sobrepeso y obesidad; déficit de atención e hiperactividad o enfermedades respiratorias como el asma. Entrevistamos a José Antonio Corraliza, coautor de 'Conciencia ecológica y bienestar en la infancia', quien esta tarde ofrece una charla en la Biblioteca.

Sobrepeso y obesidad; déficit de atención e hiperactividad; asma y otras enfermedades respiratorias… Estos son solo algunos de los principales problemas de salud asociados actualmente a la infancia, motivados, principalmente, por la falta de contacto con la naturaleza.

Charlamos con José Antonio Corraliza, catedrático de Psicología social y Psicología Ambiental en la Universidad de Córdoba, quien mañana ofrecerá una charla dentro de las II Jornadas de Educación hacia la Sotenibilidad de La Rioja. Aquí, hablará sobre los problemas físicos, psicológicos y sociales que produce en los niños la desconexión con el medio natural, lo que él mismo viene a llamar Trastorno por Déficit de Naturaleza.

«Debemos introducir el contacto directo con la naturaleza en la agenda infantil. No estamos hablando de una moda ni un adorno, sino que se trata de una auténtica necesidad», apremia Corraliza.

Según los estudios y trabajos empíricos realizados por este catedrático, y que se recogen en el libro ‘Conciencia ecológica y bienestar en la infancia‘, a mayor nivel de cercanía de los niños con la naturaleza, menor nivel de estrés sufren. Sus investigaciones también arrojan otros resultados esclarecedores sobre los beneficios que la naturaleza aporta a los niños y su rendimiento escolar: «La naturalización de la escuela, es decir, disponer de zonas verdes cercanas o un patio escolar con árboles, vegetación… aumenta, entre otros, su capacidad de atención».

A mayor nivel de cercanía de los niños con la naturaleza, menor nivel de estrés sufrirán.

«El contacto con la naturaleza no significa tener que realizar excursiones a Doñana o a los Pirineos; es algo mucho más fácil y accesible. Se trata de cambiar nuestros hábitos algo tan fácil como ir a jugar al parque, por ejemplo». En este sentido, apunta a que debemos hacer un esfuerzo por cambiar el estilo de vida infantil, reduciendo su amplia agenda de tareas y, sobre todo, el nivel de sedentarismo (internet, televisión, juegos online…).

Conciencia ecológica

Según señala este experto, el contacto de los niños con la naturaleza tiene una tercera, pero no menos importante, consecuencia positiva: la conciencia ecológica: «Los pequeños establecen una vinculación afectiva más estrecha y su cuidado. En definitiva, cuando les ponemos en contacto con la naturaleza no solo están mejor, sino que son mejores», resume.

 

Puedes asistir a la charla de José Antonio Corraliza este miércoles 8 de febrero, a las 17.30 h., en la Biblioteca de La Rioja (entrada gratuita previa inscripción).

 

 

Inicio  »  Magazine   »   La falta de contacto con la naturaleza aumenta el estrés en los niños
birgulilla.png

Lo más visto