Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

¿Qué es la Preparación al Nacimiento?

Preparacion al nacimiento
Inicio  »  Consultorio   »   ¿Qué es la Preparación al Nacimiento?
La Preparación al Nacimiento va mucho más allá de la preparación al parto. La matrona Belén Gabarre (Obstetrix) nos explica en qué difieren ambas.

[vc_row][vc_column width=»2/3″][vc_column_text]La clásica preparación al parto es hoy día sustituida por la preparación al nacimiento. No se trata de un nuevo concepto, sino del resultado de la propia evolución de la sociedad, de las necesidades, de las demandas actuales y de la capacitación y adecuación para el autocuidado.

En primer lugar es necesario comprender que el proceso de nacimiento engloba desde el planteamiento de la gestación por parte de la pareja, el desarrollo del embarazo, el parto, postparto inmediato, lactancia, crianza y la reestructuración familiar y social durante todo este proceso. Por ello, la preparación para la llegada de un hijo debe hacer referencia a todas estas etapas dentro de un mismo proceso.

Por otra parte, es necesario decir que cada nacimiento difiere tanto entre diversas familias, como dentro de la misma familia, por los diferentes acontecimientos, situaciones y momentos que se atraviesan a lo largo de nuestra existencia.

La matrona, como personal especializado, acreditado y capacitado para el cuidado de la mujer en todas sus etapas, y por tanto en este proceso, debe adaptar la metodología de trabajo a las necesidades actuales que se demandan y que implican los diversos cambios que la sociedad experimenta.

La preparación al nacimiento se centra tanto en aspectos físicos, como psicológicos y sociales, aspectos relacionados con la madre y también con la pareja, con el proceso de extensión familiar, con el cuidado del recién nacido, con el mantenimiento de la salud, con la preparación del organismo materno para los cambios que va a sufrir, así como la preparación para el momento del parto y para la vuelta a la normalidad después de este.

Los motivos que nos llevan a que la preparación al nacimiento difiera de la clásica Preparación al Parto radican en diferentes aspectos y en base a ellos debemos adaptar el plan de cuidados.

El parto es un momento dentro del proceso de nacimiento. El proceso de nacimiento se inicia desde que la pareja se plantea buscar descendencia, dicho proceso requerirá de una serie de cuidados dirigidos a que la gestación tenga lugar en las mejores condiciones posibles tanto para la madre como para el feto, en un intento de reducir al mínimo los imprevistos. Estos cuidados también irán enfocados a proporcionar apoyo emocional a la pareja, que en muchas ocasiones se encuentra con dificultades para conseguir la gestación, así como para afrontar los cambios emocionales que experimentarán durante todo el proceso. Este proceso de cuidados es el que la matrona como especialista debe adecuar a cada proceso y cada familia en particular, atendiendo a una valoración continuada para adaptar el cuidado a las necesidades.

El embarazo no es una condición patológica de la mujer, sino que es un proceso natural para el que estamos preparadas. Ello implica que si la gestación cursa con normalidad, la mamá está capacitada para realizar actividad física dirigida por un profesional capacitado en el cuidado del embarazo, para que tanto la mamá, como el feto se mantengan en un estado de bienestar y que contribuya a mantener su cuerpo en condiciones y prepararlo para las modificaciones físicas que va a experimentar, para el momento del parto así como para el postparto, y que la vuelta a la normalidad tenga lugar de una manera más natural.

El cuidado físico de la mujer gestante es otra de las actividades que la matrona desempeña dentro de su actividad profesional mediante programas de actividad física adaptados de manera individual a cada una de las mamás, de acuerdo a la propia evolución de su embarazo.

En la actualidad, cada vez es mayor el volumen de información respecto al cuidado tanto de la mamá embarazada, del embarazo, del cuidado del recién nacido, del postparto, de la lactancia, etc. Toda esa información, nos llega por diferentes vías, que en la mayor parte los casos no se adaptan a las circunstancias personales y particulares de cada nacimiento, de cada familia y de cada madre, padre e hijo, contribuyendo con ello a la desinformación y en la mayor parte de los casos a que se adopten en una misma situación diferentes posturas en un intento de solucionarlo y con ello incrementar el problema origen. La preparación al nacimiento pretende solucionar este problema, ya que es el mismo profesional, la misma matrona, la que realiza el seguimiento, valoración y apoyo en la elaboración del plan de cuidados, tanto durante el embarazo, parto, postparto y en el cuidado del recién nacido durante las primeras semanas de vida.

La preparación al nacimiento propiciada en un espacio y en un entorno donde se pueda trabajar tanto de manera individual con la pareja o conjuntamente con otras parejas en la misma situación, es enriquecedora, ya que permite por un lado contribuir a las necesidades individuales y por otro adaptarse y propiciar el feedback con otras familias en situaciones que potencialmente se puedan producir a lo largo del proceso del nacimiento. La preparación al nacimiento debe adaptarse a cada pareja en particular así como a las necesidades del grupo, por lo que la configuración de los grupos no debe ser arbitraria, sino en base a una valoración previa por parte de la matrona de cada proceso y de cada pareja junto con sus experiencias previas.

 

De la misma manera el proceso de nacimiento no evoluciona ni sigue los mismos pasos en todas las familias, por lo que en función de cómo surjan los acontecimientos el plan de cuidados establecido conjuntamente entre la pareja-familia y la matrona para ese nacimiento, puede sufrir modificaciones que permitan adaptarse a las diversas circunstancias que surjan.

La existencia de un profesional de referencia, especializado en el cuidado durante todo el proceso de nacimiento permite una continuidad de los cuidados.[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=»1/3″][vc_column_text]Belen Gabarre ObstetrixBelén Gabarre Asín
Matrona en Obstetrix

Mi nombre es Belén Gabarre Asín, dirijo y gestiono las actividades en Obstetrix, Centro de Preparación al Nacimiento y Atención Integral a la Mujer.

Comencé mi andadura en el cuidado de las personas en 1995, año en el que me Diplomé como enfermera en la Universidad de la Rioja. Posteriormente, mi propia maternidad, centró mi actuación en el cuidado en la mujer y la crianza, por lo que realicé la Especialidad en Enfermería Obstétrico-Ginecológica, que todo el mundo conoce como Matrona, pero que engloba el cuidado general de la mujer y del recién nacido hasta el mes de vida.

Tengo la suerte de dedicarme a lo que me gusta y disfrutar con mi trabajo, como creo que debe ser entendido y practicado, observando a la persona y a la unidad familiar de manera individualizada dentro de un todo que es la sociedad, con capacidad para adaptarse de diferente manera en diversas situaciones, desarrollando sus propias habilidades en el autocuidado y bajo esta filosofía se trabaja en Obstetrix.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]Belen Gabarre Asin[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Inicio  »  Consultorio   »   ¿Qué es la Preparación al Nacimiento?
GUIA DE TURISMO FAMILIAR

Los mejores destinos

para una PRIMAVERA genial