Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Panna cotta de chocolate blanco para San Valentín

Panna cotta San Valentin
Inicio  »  Planes en Casa   »   Panna cotta de chocolate blanco para San Valentín
Fue ver este postre y ¡flechazo al canto! Y nunca mejor dicho dadas las fechas en las que nos encontramos. ¿Qué tal si en San Valentín sorprendéis a vuestras parejas con este postre tan especial? Realizarlo es mucho más fácil de lo que parece.

Panna cotta san valentin

400 ml. de nata
100 ml. de leche.
3 hojas de gelatina.
50 g. de azúcar.
80 g. de chocolate blanco.
1 sobre de gelatina de fresa o cereza.
Nata montada

Fue ver este postre y ¡flechazo al canto! Y nunca mejor dicho dadas las fechas en las que nos encontramos. ¿Qué tal si en San Valentín sorprendéis a vuestras parejas con este postre tan especial? Realizarlo es mucho más fácil de lo que parece. Pero si os quedan dudas, podéis ver el paso a paso en el blog Kanela y limón, donde, por cierto, encontraréis un montón de recetas tan estupendas como esta.

PANNA COTTA SAN VALENTIN

 

paso-a-paso-completoLa noche anterior preparar la gelatina de fresa. Para hacerlo, seguir las instrucciones del paquete, pero utilizando la mitad del líquido recomendado. Volcamos la mezcla resultante en una fuente amplia con el fin de que quede una lámina de gelatina y la dejamos en la nevera hasta el día siguiente.

Para la panna cotta, ponemos a hidratar las hojas de gelatina en agua fría y, mientras, ponemos un cazo al fuego con la nata (que sea nata para montar 35% materia grasa).y el chocolate. Removemos constantemente hasta que el chocolate se derrita.

Ahora, añadimos las hojas de gelatina previamente escurridas y removemos bien hasta que estas se disuelvan por completo. Retiramos del fuego, colamos esta mezcla y añadimos el azúcar y la leche removiendo bien.

Con un cortador de pastas en forma de corazón, cortamos los corazones en la lámina de gelatina de fresa que hemos sacado de la nevera. Ponemos el corazón por dentro de la copa de cristal (sí, como por arte de magia, la gelatina se queda pegada al cristal).

Cuando la panna cotta haya perdido calor (ojo que si lo echáis muy caliente se derretirá la gelatina), rellenamos las copas con ella y dejamos enfriar hasta cuajar. Terminamos de decorar con nata montada.

La receta íntegra está en el blog de Kanela y Limón.

PANNA COTTA SAN VALENTIN

 

 

Inicio  »  Planes en Casa   »   Panna cotta de chocolate blanco para San Valentín
GUIA DE TURISMO FAMILIAR

Los mejores destinos

para una PRIMAVERA genial