Nos vamos a Senda Viva

Excursion-a-Senda-Viva
Inicio  »  Sin categoría   »   Nos vamos a Senda Viva
Visitamos el parque de ocio Senda Viva (Navarra) y te ofrecemos algunos consejos si vas a ir este verano con los niños.

Un día redondo. Así se puede resumir nuestra excursión a Senda Viva.

Para quienes no sepan muy bien qué es Senda Viva, podéis acudir a la página web del parque. Nuestra definición es la siguiente: Senda Viva es un parque de ocio que combina atracciones para niños y adultos con espectáculos y observación de animales en semilibertad.

Está en la localidad de Arguedas (Navarra), al ladito de las Bardenas Reales. En coche desde Logroño, tenéis alrededor de hora y cuarto.

En verano, la entrada de adultos y niños a partir de 12 años cuesta 27 euros. Los niños a partir de 5 años: 20 euros. Los menores de 5 años, gratis. Pero, ¡atención!: si las compras a través de la web, 5 euros de descuento.

vistas-senda-viva

Consejos de madre:

ο Primer consejo: vais a andar mucho (muchísimo). Ya solo desde el parking hasta las taquillas hay un buen trecho. Es conveniente sacar la sillita de paseo del trastero, aunque haga tiempo que no la usáis.
ο Segundo consejo: protección solar, gorras, bañadores, chancletas y ropa de recambio. En verano, hay juegos de agua, así que os mojaréis.
ο Tercer consejo (bastante obvio): si podéis, es mejor ir de lunes a viernes que en fin de semana. Vais a disfrutar el triple porque no tendréis filas.
ο Cuarto consejo: no se puede entrar comida ni bebida del exterior, así que antes de entrar, coged fuerzas y comeros unos emparedados en el parking o en el camino hacia las taquillas.
ο Quinto consejo. No queráis verlo todo porque os agobiaréis, sobre todo si vais en fin de semana, que hay más gente. Planificad bien la visita.

Aunque ya no uséis la sillita de paseo, es conveniente que la llevéis porque vais a andar mucho y los niños pequeños se van a cansar.

Nosotros elegimos un viernes de principios de julio, con una temperatura que no subió en todo el día de 20 grados, así que no pudimos estar más a gusto. No tuvimos que esperar ni tres minutos para acceder a las atracciones, repetimos en las que quisimos… ¡Un lujazo!

Al entrar, cumplimos con la tradición de fotografiarnos con Palmira, la burrita que da imagen al parque. Y, tal como nos habían explicado, le metimos un euro para que «hiciera popó» y sacara una mini pelotita de tenis con el logo del parque. Un recuerdo barato.

Palmira burrita senda viva

Pueblo-Granja-Feria-Bosque

Para que os hagáis una idea previa, el parque está dividido en 4 zonas diferencias: El Pueblo, La Granja, La Feria y El Bosque.

En cada una encontrarás diferentes actividades, atracciones y animales, con su temática correspondiente. Por ejemplo, en la zona de La Granja, podrás ver animales domésticos: pollitos, vacas, burros, conejos…

Para ir de una zona a otra contáis con diferentes medios de transporte, gratuitos, a cual más divertido: un trenecito, una carreta, una cinta transportadora que alcanza una altura impresionante… Otro consejillo: aunque os veáis con fuerzas para ir andando de una zona a otra, utilizad estos transportes, el día es muy largo y hay mucho que ver.

Rampa senda Viva

Atracciones

Las atracciones de Senda Viva fueron, sin duda, lo mejor del parque. Las hay para todas las edades: desde bebés que se pueden montar con sus papás, hasta las de adultos.

El acceso está limitado por la altura de los niños. En aquellas atracciones en las que el niño no alcanza la estatura suficiente, se puede montar con un adulto que le acompañe.

atracciones-senda-viva

Una recomendación es que alternéis las actividades de mucha acción, con otras de menos, como Río de Diamantes o Los Cangrejos, juegos de destreza que servirán para bajar de «revoluciones» a los niños.

Nosotros no pudimos disfrutar de las atracciones de agua porque el día no acompañaba, pero en Senda Viva encontraréis un buen número de atracciones acuáticas, como el mayor Laberinto del Agua de Europa, con unos 800 refrescantes chorros.

Tenéis todas la información y fotos de las atracciones: pinchando en este enlace

Entre las atracciones acuáticas, encontraréis el mayor laberinto de agua de Europa, con 800 chorros.  

Espectáculos

Actualmente se ofrecen dos: exhibición de vuelo de rapaces y el circo. Ambos se realizan después de comer y os da tiempo a ver los dos. A vuestros hijos les encantarán los dos.

Tal vez les impresione más el circo: un espectáculo de acrobacias, humor y música que tiene el encanto de realizarse dentro de una auténtica carpa de circo. Si ese día hace mucho calor, allí podréis estar fresquitos. En este circo no intervienen animales 🙂

circo-senda-viva

Por la noche hay otro espectáculo de luces, acrobacias… Pero para nosotros era muy tarde (sobre las 22 h.) y no nos quedamos a verlo.

Animales

Aunque nosotros preferimos estar con los animales en su contexto natural, es cierto que en Senda Viva podéis contemplar un montón de especies. Desde las más exóticas y salvajes (tigres, mofetas, suricatas, cebras, mangostas, monos, osos, lobos…) hasta las más habituales (cerdos, burros, ardillas…).

Senda-viva-animales

Por su belleza, a nosotros nos gustó especialmente el aviario, un recorrido refrescante, con cascadas y mucha vegetación, donde las aves más espectaculares quedaban a pocos centímetros de nuestras cabezas.

Para los niños, también es muy interesante visitar El ciclo del huevo. Nosotros vimos un pollito que acababa de salir de su cascarón y observamos otro que se comenzaba a abrir. Aunque, sinceramente, yo sentí mucha pena por esos pollitos recién nacidos que estaban lejos de mamá gallina…

Ciclo-del-huevo 

Hora de comer 

En cuanto a comidas, como hemos dicho está prohibido meter alimentos del exterior (salvo los de bebés). La oferta hostelera es amplia: hay establecimientos de menús, bocadillos, platos combinados… Como en la mayor parte de parques temáticos, no es realmente barato. Nosotros pagamos algo más de 30 euros por un bocata, una ensalada y un plato de pasta, con bebidas y patatas fritas.

Comimos en un restaurante al aire libre junto a las sillas voladoras (La Granja). Hemos de decir que la comida era bastante decente y abundante. Además, al ladito había un parque infantil con columpios, toboganes, juegos… todo un acierto. Lo recomendamos.

Para disfrutar al 100% de Senda Viva, un solo día se queda un pelín justo.

Cambiadores para bebes, áreas de descanso, máquinas de refresco

Senda Viva está perfectamente dotada de baños y servicios a lo largo de todo el parque. En todos ellos encontrarás también cambiadores de pañales para bebés. Estaban muy limpios y en todos los que entramos siempre hubo papel.

zonas-de-descanso

También hay numerosas zonas de descanso donde poder dar de comer a niños pequeños o dar el pecho a la sombra.

Hay fuentes de agua, con forma de troncos o apeaderos, distribuidas por cada zona del parque. Y máquinas expendedoras de bebidas y snacks por todo el recinto.

Amabilidad 

El día que elegimos para ir no había mucha gente, así que tuvimos la oportunidad de charlar con muchos trabajadores. Todos ellos nos atendieron super amables y siempre con una sonrisa. Tampoco tuvimos ni una pega en cuanto al servicio y rapidez en las comidas o acceso a las atracciones y espectáculos. Super, super bien.

Nuestro gran día finalizó en la tienda de recuerdos del parque. Para salir de Senda Viva, tendrás que pasar por la tienda quieras o no, ya que es la única vía de salida. Como en todos estos sitios, los precios son excesivos. Si tenéis claro que no queréis comprar, pasad rapidito por ella para no picar.

plano-senda-viva

En definitiva, un día genial que seguro repetiremos en otra ocasión. Un solo día se queda un pelín justo para disfrutar de todas las atracciones y espectáculos que ofrece Senda Viva. ¡Volveremos!

Inicio  »  Sin categoría   »   Nos vamos a Senda Viva