Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

«Los padres nos enfrentamos a problemas psicológicos y laborales. Esto es insostenible»

Inicio  »  Sin categoría   »   «Los padres nos enfrentamos a problemas psicológicos y laborales. Esto es insostenible»
Y tú ¿cómo lo vas a hacer con los niños? Seguro que este pregunta te resulta familiar. En muchas casas, la conciliación está llegando a límites insoportables. De hecho, según el sonde de FAPA RIoja, el 50% de las familias riojanas manifiesta no tener ninguna opción para conciliar. ¿Nos están obligando a renunciar a nuestro trabajo para cuidar de los hijos?

«He trabajado todos los días durante la pandemia, incluido los fines de semana, y en alerta 24 horas. He tenido que comprar un nuevo ordenador para poder compagina el teletrabajo con el telecolegio, pero mis ingresos se han reducido de una forma considerable ya que muchos de mis clientes se han visto muy afectados por esta situación”. Quien habla es Raquel, periodista, divorciada y madre de dos niños de 5 y 12 años, a quienes cuida ella sola, sin más apoyos, en semanas alternas.

Carmen es abogada y disfruta de cierta flexibilidad laboral. Al menos hasta que su marido, ahora en ERTE, comience a trabajar. Cuando eso ocurra, les tocará adaptar horarios e intentar apañárselas con familia y amistades que les ayuden a cuidar de su hijo de 6 años. «No pedir al Estado si puedo no hacerlo va a ser mi aportación a esta crisis», aclara.

Sonia es directora de una escuela de inglés. Trabaja con su marido, con quien se turna para poder cuidar entre ambos de su hijo preadolescente. «Hemos tenido suerte porque ya tiene 12 años y es muy independiente, pero necesitamos volver a la rutina«.  

Manuel es funcionario público y tiene dos hijos de 9 y 6 años Desde el 14 de marzo está teletrabajando a jornada completa en su casa. Pero esta situación va a cambiar pronto: deberá incorporarse parcialmente, en días alternos, a su puesto de trabajo presencial. Su mujer tendrá que coger media jornada. Es decir: renunciar a parte de sus ingresos.

La mitad de las familias no puede conciliar

A falta de datos oficiales sobre situación de las familias en La Rioja a consecuencia del COVID-19, fijamos nuestra atención en la encuesta realizada por la Federación de AMPAS de La Rioja. Sus preguntas han sido contestadas por cerca de 4.700 familias riojanas.

cir

Conclusiones de la encuesta elaborada por FAPA Rioja.

Un dato que pone los pelos de punta: el 50 por ciento ha manifestado no tener ninguna opción para conciliar.

[quote color=»#000000″ arrow=»yes» align=»center»] El 50 por ciento de las familias riojanas ha manifestado no tener ninguna opción para conciliar. [/quote] 

 

Hablamos de familias en situación límite. Como ocurre cuando los dos progenitores trabajan fuera de casa, en horario coincidente, sin opción a que nadie cuide de sus hijos (el 42,7% se encuentra en esta situación). Y de las monoparentales, un padre o madre viviendo solo con sus hijos sin posibilidad de que alguien los cuide (7,4%).

Conciliar no es renunciar

‘Yo no renuncio’, entidad sin ánimo de lucro impulsada por el Club de Malasmadres para reivindicar la conciliación de la vida familiar con la laboral y personal, ha iniciado una recogida de firmas en la plataforma Change.org para exigir medidas urgentes que faciliten la conciliación. En un día, llevan recopiladas más de 113.000 firmas.

En esta petición dirigida al presidente Sánchez, asociación y firmantes reclaman soluciones para que las mujeres no sean, nuevamente, las más perjudicadas.

Esto-no-es-conciliarFuente imagen: Change.org 

Entre ellas, que el teletrabajo se prolongue más allá del fin del estado de alarma y por imperativo legal; que las empresas faciliten la adaptación/reducción de la jornada laboral sin pérdida salarial (es decir, que el Estado asuma ese coste) o, como tercer opción, una ayuda retributiva para que las familias con todos los miembros trabajando fuera puedan contratar alguien que cuide de los niños.

[quote color=»#000000″ arrow=»yes» align=»center»] Teletrabajo por imperativo legal, reducción de la jornada laboral sin pérdida de salario o una ayuda para contratar cuidadores son algunas de las soluciones que propone la asociación ‘Yo no renuncio’. [/quote] 

«En esta crisis se han olvidado de las madres y las familias: se nos carga con la responsabilidad sin ofrecernos ninguna solución. Y en un país donde la mala gestión de la conciliación hace que esté cubierta por los abuelos y abuelas – ahora grupos de riesgo- y por los colegios y escuelas infantiles -cerrados hasta septiembre y con una vuelta incierta- hemos llegado a una situación insostenible«, explica la asociación ‘Yo no renuncio’.

Desde el área de Igualdad del Ayuntamiento de Logroño, su máxima responsable, la concejala Eva Tobías, nos confirma que, efectivamente, son muy conscientes de esta realidad. Y no solo ahora con la crisis del COVID-19, «para empezar, hemos creado una concejalía de Igualdad que hasta ahora nunca había existido. Y desde el minuto 1 nuestro objetivo está siendo es y será sensibilizar a la ciudadanía sobre la importancia de la corresponsabilidad«. Una palabra que abarca y va más allá de la conciliación, y que implica el reparto equitativo e igualitario en la pareja de todas las tareas, cuidados y, en definitiva, responsabilidades.

Tobías también aclara que ahora mismo en diferentes áreas municipales se están estudiando «medidas de alivio» para ayudar a las familias, pero reconoce que no está siendo sencillo. «Es una cuestión que tenemos muy presente en nuestra agenda pública y esperamos poder llegar a algo pronto», añade.

[quote color=»#000000″ arrow=»yes» align=»center»] «Se están estudiando medidas de alivio para las familias, pero no está siendo sencillo». [/quote]

«Ahora mismo, no sé qué voy a hacer en verano»

«Esta situación me genera una insatisfacción total», reconoce Raquel. Y continúa: «Siento que no puedo hacer nada bien. Ni atiendo a los niños como me gustaría ni tampoco al trabajo». En mi caso, como soy autónoma, he trabajado todos los días durante la pandemia, incluido los fines de semana, y en alerta las 24 horas del día. He necesitado comprar un nuevo ordenador para poder compagina el teletrabajo con el cole en casa, pero mis ingresos se han reducido de una forma considerable ya que muchos de mis clientes se han visto muy afectados por esta situación».

Cuando le preguntamos por soluciones, Raquel lo tiene claro: «No somos nosotros quienes tenemos que darlas. Pero tienen que hacer algo ya. No podemos asumir esta situación mucho más tiempo. Los padres nos enfrentamos a la inseguridad, ansiedad, problemas psicológicos y laborales, incertidumbre económica… Esto es insostenible».

«Yo ahora mismo no sé qué voy a hacer este verano. Podría contar con mis padres pero su salud es lo primero y no pienso ponerla en riesgo mientras la situación sea incierta.

[quote color=»#000000″ arrow=»yes» align=»center»] «Yo ahora mismo no sé qué voy a hacer este verano. No pienso poner en riesgo a mis padres». [/quote]

«Me gustaría que un especialista tomara las riendas de la situación familiar global a la que nos enfrentamos y establezca una serie de medidas y de oportunidades de conciliación seguras para nuestros hijos, para nosotros y para nuestro entorno.

Esto es insostenible. Entiendo que el sector hostelero es potente en nuestro país, pero me pregunto si no deberían haber priorizado la conciliación y la educación», finaliza.

Hijos de Raquel

«Me las apañaré con mi entorno»

«Esto nos está enseñando que podemos adaptarnos a todo», afirma la abogada Carmen Marín. Ella ya está previendo que este verano, sin ludotecas públicas o privadas a la vista, se las tendrán que apañar con su entorno para cuidar de su hijo. «Tendrán que ayudarnos mis sobrinas, mi hermana… mis padres no, porque no quiero ponerlos en riesgo».

Pero Carmen tiene clara una cosa: «en esta situación extraordinaria, cada uno de nosotros debemos arrimar el hombro, aportar nuestro granito de arena. En mi caso, este sumar significa no pedir al Estado nada que yo, con un poquito más de esfuerzo económico y familiar, pueda solucionar. Esa va a ser mi aportación en esta crisis».

[quote color=»#000000″ arrow=»yes» align=»center»] «No voy a pedir al Estado algo que yo pueda solucionar con un poco más de esfuerzo económico y familiar. Ésa va a ser mi aportación en esta crisis». [/quote]

 

«Está claro que el Gobierno tiene que potenciar las políticas sociales, pero está asfixiado. Los escasos recursos que hay deben ser para quienes de verdad lo necesitan. Yo lo veo así: es otra forma más que tenemos los autónomos de levantar el país. Siempre lo hemos hecho», concluye la abogada.

Ella mantiene la esperanza para la vuelta al cole en septiembre. «Por suerte, mi hijo va al colegio Navarrete el Mudo y allí son 16 alumnos en clase y en un aula grande y luminosa donde podrán adaptar espacios». También entiende que la solución será dotar de más personal a los centros, «lo que conjugado con las medidas que desde Educación seguro que se implantarán, quiero pensar que harán que poco a poco todo se encauce», argumenta.

carmen marin

Niños y adolescentes también necesitan su nueva normalidad

Sonia Pérez Saso y su marido son directores de la escuela de inglés Helen Doron Logroño. También tienen un hijo de 12 años al que atienden por turnos.

En su caso, a pesar de que «el trabajo de reorganización de clases presenciales a online ha sido arduo» reconocen sentirse «privilegiados» ya que pueden mantenerlo todo el tiempo que sea necesario.

«También hemos tenido suerte de que nuestro hijo ya tenga 12 años y sea bastante independiente. Aunque siempre debemos mantener un ojo en sus obligaciones, horas de pantalla, etcétera».

En este sentido, añade Sonia, «así como a los adultos nos están dando la oportunidad de volver a una nueva normalidad, creo que a los niños y adolescentes hay que ofrecerles lo mismo: su rutina, sus actividades saludables y de provecho, su sociabilización… Eso sí, garantizando todos los protocolos, porque además habrá niños con realidades muy diferentes que quizá la sociedad debería de priorizar más».

Sonia

«Conciliar es teletrabajar»

Y para Manuel Pérez, ésa podría ser la solución hasta que los niños comenzaran el colegio el próximo curso. Pero, según explica, solo se lo permiten parcialmente.

Su mujer es sanitaria, y él ha estado teletrabajando desde el 14 de marzo. «He sacado el trabajo adelante quitando horas al sueño: madrugando mucho, quedándome por las noches, trabajando fines de semana y combinando los turnos con mi mujer», explica.

Para Manuel, una solución lógica y factible sería continuar trabajando desde casa toda la jornada, «pero la Consejería de Hacienda, a la cual pertenezco, ha programado ya una vuelta gradual al trabajo que me afecta desde el día 18 de mayo. Tendré que ir presencialmente en días alternos».

¿Solución? renunciar a parte de sus ingresos. «Ella tendrá que solicitar media jornada para poder conciliar hasta el verano y, después, yo tendré que cogerme un permiso sin sueldo para cuidar a los niños».

WhatsApp Image 2020-05-16 at 13.44.46

 

Y mientras tanto…

Van pasando los días en cada casa. Con parches y cansancio acumulado para las familias. En unas más y en otras algo menos.

El horizonte, por el momento, no está nada claro. Pero seguiremos aquí para contarlo.

A las 14.57 horas del sábado 16 de mayo ya van 116.555 firmas.

 

 

 

 

 

 

Inicio  »  Sin categoría   »   «Los padres nos enfrentamos a problemas psicológicos y laborales. Esto es insostenible»
GUIA DE TURISMO FAMILIAR

Los mejores destinos

para una PRIMAVERA genial