Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

La calle es un museo (5ª parada): «Hombre histórico»

Hombre-historico-logrono-miguel-angel-sainz
Inicio  »  Agenda   »   La calle es un museo (5ª parada): «Hombre histórico»
La chimenea y esta obra de Miguel Ángel Sáinz fueron un regalo de la Tabacalera a la ciudad de Logroño. "Hombre histórico" es el protagonista de nuestra 5ª parada en "La calle es un museo".

Siguiendo la ruta de ‘La calle es un museo‘ hoy recalamos frente a una escultura que, seguro, conocéis. Tiene 31 años y fue un regalo de la fábrica que aquí había -La Tabacalera- a la ciudad de Logroño.

La fábrica se había quedado pequeña y debía trasladarse a las afueras de la ciudad. Sin embargo, el edificio se quedó aquí (hoy, una parte es el Parlamento y la otra es la Sala Amos Salvador). Como símbolo y recuerdo de aquella primera fábrica, quedó para siempre la famosa chimenea y esta obra realizada por Miguel Ángel Sainz titulada «Hombre histórico».

La obra representa a un hombre que quiere avanzar y para ello tiene que romper con el pasado. Miguel Ángel decía que no hay avance sin ruptura, por pacífica que sea, y esto es lo que quiso representar con su obra.

Hombre-historico-logrono-miguel-angel-sainz2

Con las explicaciones de Marina Pascual, gestora cultural y una de las artífices del proyecto junto a Código Zeta, nos será mucho más sencillo entender porqué está aquí, quién lo hizo y cómo podemos jugar con ella:

Esta obra es una gozada porque además de poder tocarla, nos podemos «colar» en su interior.

Así que, ates de intentar transmitir ningún concepto a los cachorros de la familia, les dejaremos explorarla con el tacto. Podéis hacerlo vosotros también, veréis cómo os gusta.

¿Qué podemos hacer al llegar a la obra?

1º) La miramos por todos los lados, rodeándola. Nos fijamos en sus colores, brillo, forma, textura…

Hombre-historico-logrono-miguel-angel-sainz3

2º) Ahora nos acercamos más y tocamos todas esas zonas de color que nos llaman la atención. Y comenzamos las preguntas para avivar su curiosidad y tras activarla, acordaos, nunca contarles más de lo que ellos pidan. La clave es que les hagáis buenas preguntas: ¿las texturas que veíamos son cómo las imaginábamos? Al tocarlas cambia la percepción. Por la temperatura sabremos de qué material está hecho (bronce y piedra). Si los niños son muy pequeños no lo saben porque les falta experiencia en la vida (no todos los días toca uno bronce) aprovechamos para contárselo.

3º) Haced fotos de muy cerquita de los materiales. Esto os ayudará a fijaros en más detalles como la textura del bronce? ¿Hay algún material que uséis al que os recuerde? Puede que a algunos les recuerde a la plastilina y es lógico. La parte de la obra creada en bronce primero fue creada con arcilla, a mano, de ahí que se vean las huellas del artistas y el moldeado.  Después y tras un proceso complejo y artesanal, se saca la copia en bronce que es exacta a la primera pero en un material duradero en el tiempo.

4º) Vayamos a la temática:

  • ¿Qué cuenta esta obra?
  • ¿Qué os viene a la cabeza después de explorarla durante un rato?
  • ¿Qué habrá querido decir el artista?

Puede que os digan que es un hombre queriendo salir de algo muy duro o difícil, o puede que os digan muchísimas otras cosas interesantes y todas serán acertadas. La vida de ahora es muy diferente a la de hace 30 años y los significados de las cosas han cambiado con el contexto. Su interpretación, sea la que sea, es válida. Es lo que a ellos les dice y eso es lo importante. Calder decía que «el significado de la obra se completa con la mirada del visitante», hagámosle caso.

5º) Si queréis saber lo que Miguel Ángel Sáinz pensaba y sentía al hacerla podéis ver el vídeo en el que su sobrina, Mapi Gutiérrez, también escultora, nos lo cuenta.

Esperamos que la hayáis disfrutado y que con el rato que habéis pasado aquí podáis mirarla con otros ojos a partir de ahora. ¡Nos vemos en la próxima!

 

Inicio  »  Agenda   »   La calle es un museo (5ª parada): «Hombre histórico»
GUIA DE TURISMO FAMILIAR

Los mejores destinos

para una PRIMAVERA genial