La ciudad de las emociones, en Jesuitas Rioja

educacion-emocional-jesuitas-rioja
Inicio  »  Colegios de Logroño   »   La ciudad de las emociones, en Jesuitas Rioja
'El faro de la tristeza', 'El puente de la alegría'... el alumnado de Jesuitas ha emprendido un viaje por "La ciudad de las emociones", un proyecto desarrollado por la Universidad Pontificia de Salamanca que desde Orientación han adaptado al colegio.

En la última década, la educación emocional ha cobrado un gran peso dentro del sistema educativo. El cuidado emocional de niñas y niños, se ha manifestado como imprescindible para tener éxito en el plano académico y personal.

Desde Jesuitas Rioja explican uno de los proyectos realizados por su Departamento de Orientación con el alumnado de Primaria: «La ciudad de las emociones».

Contenido elaborado en colaboración con Jesuitas Rioja. 

Además del bilingüismo y la innovación educativa, nuestro proyecto metodológico, ProMeSa, apuesta firmemente por la atención a la diversidad.

El Departamento de Orientación aborda con el alumnado cuestiones académicas, actitudinales, sociales, familiares… En todas ellas, las emociones juegan un papel fundamenta, ya que estas son lo más universal y al mismo tiempo, lo más privado. Modifican la manera en que percibimos el mundo y cómo interpretamos nuestras acciones y las de los demás.

Por ello, nuestra psicóloga emprendió un viaje emocional con varios grupos de Educación Primaria, al que llamó «La ciudad de las Emociones».

educacion-emocional-jesuitas-rioja1

«La ciudad de las emociones» es un proyecto desarrollado por la Universidad Pontificia de Salamanca que quisimos adaptar en nuestro centro educativo con el objetivo de conocer las principales competencias y habilidades emocionales, y mejorar nuestras actitudes interpersonales y de comunicación, para aprender a establecer relaciones positivas con los demás.

A través de cinco destinos, nuestros pasajeros de Primaria fueron descubriendo El faro de la tristeza, El puente de la alegría, El teatro del miedo, El hospital del enfado y La plaza del asco. Al finalizar esta aventura obtuvieron el pasaporte final.

En El faro de la Tristeza aprendimos cómo reacciona nuestro cuerpo ante el dolor, a diferenciar la emoción del sentimiento, y a generar estrategias para solventar la tristeza.

emociones-jesuitas

Nuestro viaje continuaba en El puente de la alegría, construido de momentos divertidos, risas y situaciones graciosas llenas de júbilo. La alegría actúa como soporte arquitectónico para ser compartida por todos, pero dura poco y debemos saber disfrutarla.

Realizamos parada en El hospital del enfado, donde experimentamos que el enfado nos hace enrojecernos, nos bloquea y nos paraliza el pensamiento. Nuestras malas reacciones nos suelen meter en problemas. Por eso, es mejor evitar que la ira tome el control mientras estemos a tiempo.

Proseguimos nuestro azaroso recorrido en El teatro del miedo y comprendimos cómo el miedo nos paraliza, nos acelera la respiración y el pulso cardiaco, pero también nos prepara y creamos estrategias para enfrentarnos a él.

Finalizamos este apasionante camino por la ciudad de las emociones en La Plaza del asco. Esta emoción, posee una función de supervivencia, ayuda a elegir y es difícil de controlar ya que responde a un impulso.

emociones-jesuitas-rioja

La Ciudad de las Emociones comportó un viaje de exploración a nuestras propias emociones. Un proyecto para valorar, entender, desarrollar y aplicar la inteligencia emocional.

Departamento-Orientación-JesuitasEquipo departamento Orientación Jesuitas Rioja. 

articulo-patrocinado

Inicio  »  Colegios de Logroño   »   La ciudad de las emociones, en Jesuitas Rioja