Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Descubriendo en familia… El Mansilla que se hundió bajo las aguas

Excursion-en-familia-a-viejo-Mansilla
Inicio  »  Excursiones con niños La Rioja   »   Descubriendo en familia… El Mansilla que se hundió bajo las aguas
Un Domingo de Ramos de 1960, los habitantes de Mansilla se vieron obligados a abandonar su querido pueblo. Nos asomamos a las ruinas de este pueblo sepultado bajo las aguas. Por: Beatriz Gómez (Cuchamandeando).

Firma invitada: Beatriz Gómez (Cuchamandeando)

Comienza a asomar por la ventana un sol tímido y a esta familia tan cuchamandera los rayos de sol le suenan ¡¡a excursiones!! Salidas, paseos saludables por la naturaleza y descubrir rincones nuevos de esta nuestra preciosa tierra que es La Rioja y otros de comunidades vecinas que nos dejan un buen recuerdo en la memoria y ganas de más aventuras…

Este año tenemos la suerte suertuda de compartir con todos vosotros a través de nuestro blog y de la mano del Balcón de Mateo nuestras escapadas por tierras riojanas, a fin de descubrir junto a vosotros lugares que quizá pasen desapercibidos y que sin embargo albergan un montón de oportunidades para pasar un gran día en familia… ¿Nos acompañas?

En casa, buscamos siempre actividades que tengan algún aprendizaje significativo y qué mejor que tocar, oler, ver, oir y degustar para que todo nuestro cuerpo participe en ese aprendizaje; por ello, procuramos escoger con mimo las excursiones y actividades que hacemos con nuestros cuchamanderos.

El Mansilla que se hundió bajo las aguas 

La Rioja, tiene pueblos preciosos que visitar y que exprimir, casas llenas de historias, personas con las que charlar, caminos por los que saltar… Nuestra primera propuesta es el embalse de mansilla, un pueblo hoy desaparecido que tiene una preciosa historia que contar. Abrid bien los ojos:

Excursion-en-familia-a-viejo-Mansilla2

Mansilla fue un pueblo construido en piedra. Durante el periodo republicano y dentro del plan hidráulico pensado para dar agua a las huertas riojanas, se decidió que era el lugar idóneo para construir un gran embalse. En 1900, habitaban en Mansilla 600 personas, se alzaba como uno de los pueblos más importantes de la comarca en la Sierra y tal era su prosperidad, que en el pueblo había una farmacia, un cuartel de la guardia civil, un juzgado, médico e incluso «la casa de las Islas», lugar de reunión para los alcaldes de las cinco villas.

Mansilla era una joya arquitectónica, sus calles empedradas, sus puentes, su preciosa iglesia e incluso ¡¡tenían un palacio!! Pero tanta preciositez y tanta historia no pudieron persuadir a las autoridades quienes decidieron que el pueblo sería anegado…

Un Domingo de Ramos de 1960, con el agua por los tobillos y la Guardia Civil mosquetón en mano, los habitantes del viejo Mansilla abandonaron atropelladamente sus casas para ir a un pueblo nuevo en el que ni siquiera había luz eléctrica, sus calles estaban aún sin asfaltar y no tenían ni un sólo pajar dónde poner a buen recaudo al ganado.

Excursion-en-familia-a-viejo-Mansilla

Con mucho trabajo y tesón, lograron poner en marcha el Mansilla de la actualidad.

Cuándo poder verlo

Cada verano, a mediados de agosto, el embalse de Mansilla deja asomar la torre de la antigua iglesia. Hace dos años, la falta de lluvia provocó que el embalse riojano se encontrara más bajo que nunca y nos permitió pasear por el antiguo pueblo sumergido y recorrer sus calles empedradas con nostalgia y emoción.

El cuchamandero, botas de agua en ristre paseó (sí con cuidado, ya que los edificios que quedan en pie no son muy seguros…) y admiró las ruinas de un pueblo que la mayoría del tiempo está desaparecido bajo las aguas. Subió a los puentes, entró a la antigua iglesia y paseó por las calles mientras escuchaba atento la historia que le contábamos.

Un lujo que pudimos disfrutar unos cuantos. Tal vez la historia se repita y podáis cuchamandear por sus calles, ahora silenciosas cubiertas de agua, ¡¡Una delicia!!

Si os animáis a aceraos, a orillas del embalse de Mansilla, junto a la ermita románica de Santa Catalina, podéis admirar el espectáculo desde el área recreativa del mismo nombre. Una zona con mesas de piedra dónde poder echar un bocadito para recargar pilas. Pero si sois más de sentaros a degustar un buen menú riojano de cuchara no dudéis en pedir mesa en la Venta de Goyo (en Viniegra de Abajo) un restaurante de cocina tradicional que no os dejará indiferentes.

Seguiremos descubriendo juntos La Rioja… ¡¡Un abrazo, cuchamanderos!!

(Fuente: Wikipedia) (Fotos: Cuchamandeando)

Inicio  »  Excursiones con niños La Rioja   »   Descubriendo en familia… El Mansilla que se hundió bajo las aguas
GUIA DE TURISMO FAMILIAR

Los mejores destinos

para una PRIMAVERA genial