10 consejos de maestras de Infantil para sus primeros días de colegio

consejos-primer-dia-colegio
Inicio  »  Cuídales   »   10 consejos de maestras de Infantil para sus primeros días de colegio
Si tu hijo comienza este año el colegio, echa un vistazo a las recomendaciones que ofrecen estas maestras que suman más de 40 años de experiencia con niños de Infantil.
soy publi

Nervios, tristeza, expectación, alegría… El primer día de cole es una experiencia que se siente en familia.

Algunos niños lo esperan con muchas ganas y otros se muestran más temerosos ante lo desconocido.

Para iniciarse con buen pie y lograr una adaptación exitosa, hemos consultado a varias maestras riojanas, de Educación Infantil y Primaria que suman más de 40 años de experiencia en la docencia. 

Solo ante el «peligro» ¿cómo ayudarle a afrontar los primeros días de cole?

Antes de ir al cole:

1. Practicar su autonomía.

Antes de ir al cole, deberían saber quitarse y ponerse los zapatos (el velcro es un buen aliado para los primeros años de cole), beber de un vaso o enroscar y desenroscar el tapón del botellín, abrocharse y desabrocharse los botones, limpiarse el culete… ¡A practicar!

2. Ropa cómoda.

Para facilitarles la tarea, es preferible ponerles ropa que a ellos les resulte fácil de subir y bajar: evitar cinturones, optar por pantalones con cintura de goma en lugar de cremalleras…

3. Habituarle a unas normas.

El niño debe ser responsable de sus cosas (juguetes ordenados, ropa recogida). No debe interrumpir cuando otra persona hable (sea niño o adulto). No debe levantarse de la mesa hasta que todos hayan acabado…

4. Higiene.

Debe tener hábitos de higiene interiorizados: lavarse las manos antes de comer, lavarse los dientes después de la comida, tirar de la cadena después de usar el baño…

En los días/semanas previos: 

5. Positivismo.

Hablar del cole en tono positivo. Hacerle ver que ir al cole es divertido, que va a conocer nuevas personas y experiencias, que va a hacer nuevos amigos y va a jugar a cosas nuevas. Nunca decirles las típicas frases de: «Ya verás cuando vayas al cole la que te espera…»

6. Conocimiento previo. Pasarse por el colegio antes de comenzar el curso. Si no es posible entrar, verlo desde fuera: explicarle qué es el patio y para qué sirve. Decirle cómo se llama su profesor/a.

7. Hacerles partícipes del proceso.

Ir con ellos a comprar el material escolar y la ropa del colegio; que se encargue de poner las pegatinas con su nombre… Eso les hace sentirse mayores y parte importante en la toma de decisiones.

8. Vuestra experiencia.

En los días previos, estaría bien que le contéis lo que más os gustaba a vosotros del cole, todos los amigos que hicisteis, alguna anécdota divertida… También es importante que sepan que puede haber niños que lloren (para que no les pille de sorpresa) y que ellos mismos pueden consolar a sus nuevos compañeros intentando jugar con ellos.

El primer día de cole: 

9. No hacer un drama.

Ir al cole se tiene que vivir como algo positivo, así que, si el niño está bien, no es necesario darle 300 besos como despedida (porque entonces creerán que algo malo ocurre). Debemos procurar no llorar delante de ellos cuando nos despidamos.

10. Empatizar.

Si lloran, nunca hay que reñirles ni decirles: «mira ese niño qué mayor que no llora». Hay que dejarles expresar sus sentimientos y ayudarles a que entiendan lo que ocurre. Por ejemplo:»A mi también me gustaría poder quedarme contigo, pero tengo que ir a trabajar; luego estaremos juntos y los dos nos sentiremos mejor».

Los retrocesos son normales

Por último, hay que recordar que las primera semanas de cole puede que el niño lo pase un poquito mal; puede experimentar retrocesos en casa (pedir chupete, llamar por la noche, escapes de pis, etcétera). Esta situación es normal, igual que el adulto está nervioso en su primer día de trabajo, el niño también, con la diferencia de que él no sabe controlar los nervios.

El niño no controla los conceptos espacio y tiempo, y no son capaces de asimilar que los papás se marchan para luego volver. Por eso, es importante que los papás sigan mostrándose positivos con el colegio y, por supuesto, darles mucho cariño y llevarles al colegio siempre con una sonrisa. 

Nota: este artículo no se podría haber redactado sin la ayuda de Lara, María, Beatriz y Cristina, grandes profesionales y mejores personas.

¿Cómo es y qué necesita el niño de 3 años?

Por último, os dejamos un documento que explica cómo es el niño de 3 años (lógicamente, no hay que generalizar ni alarmarse si tu hijo no hace tal o cual cosa). Ha sido elaborado por los profesionales de Educación Infantil de un colegio de Logroño.

Desarrollo cognitivo: 

  • Me cuesta ponerme en el lugar del otro.
  • Soy animista; doy vida a todo lo que me rodea.
  • Presto atención  a las palabras y las uso como instrumentos para construir frases.
    Mi vocabulario aumenta rápidamente.
  • Continuamente nombro las cosas.
  • Realizo frecuentemente preguntas: ¿Qué es esto?, ¿Dónde va?, ¿Esto está bien?…
  • En numerosas ocasiones hablo sólo, improviso cantos, represento papeles, escenas familiares…esto me ayuda a precisar mis palabras y madurar así mi lenguaje.
  • Suelo realizar monólogos colectivos.
  • Comienzo a tener un tiempo de atención más prolongado.

 

Desarrollo afectivo y social: 

  • Es muy típico en mí, mi fuerte deseo de agradar y mi interés en adaptarme.
  • Me siento feliz realizando pequeños encargos.
  • Me divierte aprender nuevas habilidades.
  • Mis rebeliones, aunque violentas, son ya menos infantiles y frecuentes.
  • Cuando deseo resistirme utilizo más el lenguaje que las patadas, mordiscos, arañazos,…
  • Mis temores a veces están muy localizados: la oscuridad, todo lo que no conozco,…
  • Todavía me gustan los juegos de tipo solitario y paralelo.
  • Empiezo a comprender el significado de guardar turno.
  • Me gusta exhibir mis propiedades.
  • A veces tengo fuertes impulsos por conseguir ciertos juguetes que después abandono con indiferencia.
  • Descubro mis órganos genitales y los del otro sexo.
  • Me gusta cambiar constantemente de actividad.
  • Comienzo a enfrentarse a los adultos. Soy algo cabezota y travieso.

 

Desarrollo psicomotor: 

  • Me gusta la actividad motriz gruesa: saltar, correr…
  • Poco a poco voy dominando mi lateralidad diestra o zurda.
  • Gano destreza con las manos y los dedos.
  • Mis pies son más seguros y veloces.
  • Mi correr es más suave, aumento y disminuyo la velocidad con mayor facilidad, doy vueltas cerradas y domino las frenadas bruscas.
  • Puedo subir escaleras alternando mis pies.
  • Cuando camino, lo hago teniendo en mente mi lugar de destino.
  • Mis trazos están mejor definidos y son menos difusos y repetidos.
  • Poco a poco, voy independizando los movimientos de mis manos de los de mis brazos.

 

No olvidéis, que ante todo necesito:

  • Sentirme querido, protegido y valorado.
  • Observar, manipular y crear.
  • Hacer las cosas por mí mismo.
  • Relacionarme con niños y niñas de mi edad.
  • Jugar mucho.

 

Inicio  »  Cuídales   »   10 consejos de maestras de Infantil para sus primeros días de colegio