Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Ni soy superwoman ni lo quiero ser ¿y tú?

Superwoman
Inicio  »  Magazine   »   Ni soy superwoman ni lo quiero ser ¿y tú?
En este Día de la Mujer Trabajadora, nos permitimos hacer una breve reflexión en voz alta. Porque yo no soy #superwoman, ni lo quiero ser, por mucho que me intenten convencer.

#yonosoysuperwoman
María Matute

Hoy se celebra el Día Internacional de la Mujer Trabajadora y, sinceramente, me invaden sentimientos encontrados. Una búsqueda rápida por Internet con términos referentes a mujer, trabajadora, madre… Y, al instante, Google Imágenes nos deja instantáneas muy similares a esta (si no lo creéis haced la prueba):

 

mujer madre trabajadora

Fotografías que refuerzan esa idea preconcebida de que las mujeres, por arte de birlibirloque, herencia genética desde la época prehistórica o vaya ‘usté’ a saber por qué somos capaces de realizar múltiples tareas, al mismo tiempo, y todas bien: trabajo, hijos, familia, amigos, pareja, hogar… Y en el caso de las mujeres madres parece que siempre debamos tener esa varita mágica para consolarles; para saber que el ‘Apiretal’ se lo habíamos dado a las 3 de la tarde o que el festival de disfraces del cole es el jueves por la tarde, no el viernes.

Por cierto, ¿sabías que los últimos avances científicos han descubierto que los hombres también son capaces de hacer varias cosas a la vez (nótese la ironía)? Lo que pasa es que, a fuerza de repetirles que no lo son, muchos y muchas se lo han acabado creyendo. Ahora, confiesa, ¿cuántas veces lo has dicho o pensado tú misma?

Esto funciona como con las dichosas etiquetas que nos plantan desde niños, a base de repetirnos que somos vagos, responsables, listos, tontos, fuertes, débiles… nos acabamos metiendo en el papel hasta convencernos.

Pues de la misma manera, las mujeres no somos capaces de hacer 7 cosas bien al mismo tiempo, pero a fuerza de ver imágenes como la de arriba, de leer miles de artículos donde se nos califica como “superwoman” y de sentirnos orgullosísimas de terminar un disfraz de los niños a las 2 de la mañana, nos lo hemos tragado. Seremos mujeres y trabajadoras, vale, pero no tanto. 

Por eso, en este Día de la Mujer me gustaría reivindicar, al menos es la modesta opinión de quien escribe, que las mujeres no somos “superwoman”; que terminar disfraces o bizcochos de cumpleaños a las 2 de la mañana acaba pasando factura en el trabajo; que dejarse el almuerzo del niño en la cocina o no saberse el calendario de vacunación no es pecado mortal, al igual que tampoco lo es olvidarse de que una amiga tenía cita con el médico o de que hace 2 días fue tu aniversario de boda (porque sí, señores, a las mujeres también se nos puede pasar nuestro aniversario).

No se puede estar en todo. Por mucho que nos intente convencer la publicidad, la vecina del segundo o nuestra mismísima madre. Lo que pasa es que Superwoman, que yo sepa, ni tenía hijos, ni padres, ni estaba pluriempleada y no tenía que hacer disfraces de Minion a las 2 de la mañana.

Y ahora, sí que sí, felicidades a todas las mujeres.

#yonosoysuperwoman

 

Inicio  »  Magazine   »   Ni soy superwoman ni lo quiero ser ¿y tú?
GUIA DE TURISMO FAMILIAR

Los mejores destinos

para una PRIMAVERA genial