Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Cuando la cigüeña se adelanta

bebe-prematuro
Inicio  »  EMBARAZADAS Y BEBÉS   »   Cuando la cigüeña se adelanta
Actualmente, es posible que bebés prematuros de solo 500 gramos salgan adelante sin ningún problema. En 2013, nacieron en La Rioja 211 niños de forma prematura.

El año pasado nacieron en La Rioja 3.000 bebés . Pero de ellos, 211 no fueron a sus hogares hasta varias semanas después.

Según datos de la Consejería de Salud, del total de los nacimientos en hospitales riojanos, alrededor del 8% corresponden a bebés prematuros, es decir, aquellos que nacen antes de la semana 37 de gestación.

Pero detrás de estos números y estadísticas, se encuentran familias, madres, padres y bebés. Pequeños luchadores que, con tan solo 550 gramos de vida (el bebé más pequeño nacido en La Rioja en los últimos años), consiguen salir adelante.

El año pasado, nacieron en La Rioja 211 bebés prematuros.

 

 

manita

 

El 17 de noviembre, se celebra el Día Mundial del Prematuro, y desde El Balcón de Mateo esta es nuestra particular manera de acordarnos de ellos. De los que están, y de los que se fueron.

Marta, Almudena, Chary, Sonia, Beatriz, Marta e Isabel junto con sus respectivas parejas, han pasado por el duro trance de tener que volver a casa sin sus bebés, sufrir al oir sonar sus teléfonos durante la noche, y tocar el cielo cuando pudieron sujetar por primera vez a sus hijos, semanas después de nacer. Les conocemos.

Foto-familia

Victoria

Victoria no se llama así por casualidad. Ella llegó a este mundo con solo 28 semanas de gestación y 825 gramos de peso. «Poco más que un ratoncito», recuerda Sonia Grosman, su madre

Su bajo peso le obligó a mantenerla en la incubadora durante 2 meses, hasta que alcanzó los dos kilogramos y pudieron llevarla a casa. Hoy en día, Victoria es una adolescente de 11 años que nada haría sospechar que su existencia es «un pequeño milagro». «Cada gramo que aumentaba lo celebrábamos como una fiesta»,  recuerda Sonia, que por cuestiones laborales en aquel momento residía y dio a luz en Israel.

Después de salir vencedora, sus padres, que en el momento del nacimiento aún no tenían nombre para la niña, lo tuvieron claro: se llamaría Victoria.

Victoria-y-Sonia 

Eva

Almudena Martínez pasó por el trance de perder a su bebé prematuro de 26 semanas, que falleció dos días después de nacer, con 630 gramos de peso. Pero ella tenia claro que quería un hermano para su hija mayor, y a los tres años volvió a quedarse embarazada.

Su embarazo no fue fácil, los tres primeros meses solo salía de casa una vez al día, y el resto del embarazo, hasta dar a luz, los pasó sin levantarse de la cama. Hasta que en la semana 30 su «pequeño milagro» de 1.300 gramos llamado Eva vino al mundo con una cesárea.

Tardé 40 días en poder coger a mi hija en brazos.

 

 

 

Su estancia en Neonatos fue complicada: «tenia un soplo, cogió una infección… recuerdo que cada vez que sonaba el teléfono era una angustia porque temíamos que nos dijeran lo peor», cuenta Almudena. Pero tras 60 días de ingreso, 40 de los cuales estuvo sin poder coger a su hija, Eva recibió el alta con 2.400 gramos y actualmente ha cumplido 7 años perfectos y sanos.

 

Neonatos, la mano amiga 

Todas las familias coinciden en señalar la profesionalidad, apoyo y tranquilidad de los trabajadores -enfermeras, auxiliares y pediatras- de la Unidad de Neonatos del San Pedro.

Neonatos-San-Pedro

Autor: Eduardo Bastida. Cedida por la Consejería de Salud. 

La neonatóloga Yolanda Ruiz del Prado trabaja en esta Unidad desde hace 16 años, comenzó en el desaparecido San Millán y desde hace ocho años lo hace en el Hospital San Pedro, de Logroño.

Según nos explica, en Neonatos se establecen un vínculo muy estrecho entre el personal sanitario y las familias. «Los padres pasan muchas horas y hablas con ellos, les tienes que apoyar, solventar un montón de dudas, cosas tan básicas como cambiarles un pañal o bañarles… Pero lo más gratificante es cuando vuelven de visita al cabo de meses o años, y ves cómo han crecido».

También cuenta que los padres que acaban de tener a su bebé llegan muy asustados: «Ven a su hijo y al resto de los niños rodeados de tubos, cables… por eso nuestra primera labor es tranquilizarlos, darles confianza», señala la doctora.

Los bebés a partir de 500 gramos suelen salir adelante sin ningún problema.

 

 

 

Ruiz del Prado explica que en la actualidad, se entiende que un bebé puede ser viable y, por tanto, se reanima a aquellos que nacen con 400 gramos ó 23 semanas, pero las secuelas que pueden quedarles son graves. Sin embargo, hoy por hoy, los bebés a partir de 500 gramos suelen salir adelante sin ningún problema.

El San Pedro no dispone de Cirugía Neonatal. Cuando es necesario practicar cirugía a un neonato, o en aquellos en los que se prevé que la mamá vaya a dar a luz antes de la semana 25, se les traslada a otros hospitales cercanos, normalmente Zaragoza. «Pero esos casos representan un porcentaje muy bajo», argumenta la doctora Ruiz del Prado.

 

Pioneros en Atención Temprana  

Según nos explica la neonatóloga, La Rioja es una de las comunidades pioneras en establecer el Servicio de Atención Temprana, para el control sanitario de los niños que han nacido de forma prematura.

Estos bebés deben pasar por revisiones periódicas en este Servicio hasta cumplir, como mínimo, los 2 años. Además, en función de las necesidades de cada niño, deben pasar por sesiones de fisioterapia y rehabilitación, para mejorar el tono muscular; aula del lenguaje, para tratar problemas de habla; consultas con especialistas en áreas concretas, etcétera.

Para la doctora Ruiz del Prado, en La Rioja este servicio funciona «de forma excelente y según creo es uno de los mejores a nivel nacional«.

 

Ana

A Ana, una pequeña de 2 añitos, le acaban de dar el alta en estas revisiones del Servicio de Atención Temprana, el mejor regalo que podría recibir ella y su familia. Ana nació dos meses antes de lo previsto, con 1.750 gramos de peso.

Ana y sus mamas

En su caso, todo fue muy bien desde el principio: un parto natural y un tiempo en Neonatos corto, poco más de dos semanas, en las que no hubo ninguna complicación.

Lo peor es tener que marcharte a casa sin tu bebé.

 

 

 

Pero a pesar de que todo fuera dentro de la normalidad, el peor momento es, sin duda, tener que marcharte a casa sin tu bebé, recuerda su madre Marta Gordo.

 

David

Chary de María, otra mamá de prematuro, nos cuenta que ella «aún continúa wasapeándose con las enfermeras que atendieron a su hijo David». Para ella y su marido, el 10 de mayo de 2012, es una fecha mágica.

Ese día pudieron llevarse por fin a su bebé a casa, tras haber permanecido ingresado tres meses y medio en Neonatos, luchando por sobrevivir a causa de unos pulmones demasiado inmaduros.

Chary-y-David

David nació con 30 semanas y 1.004 gramos de peso, y su madre, que también estuvo ingresada después del parto, tardó 5 días en conocerle. «Hasta entonces, mi marido me subía a todas horas fotos del niño», recuerda.

Es muy importante que los padres contacten con otras familias que hayan pasado por esto. La experiencia y apoyo en estos casos es fundamental.

Un mes tardó Chary en poder coger en brazos a su bebé «Las enfermeras lo sacaron de la incubadora, me lo dieron en brazos y me pusieron una canción de Nana Mouskouri. Fue un momento único», relata.

Cuando por fin pudieron sacar a su bebé del hospital, tuvieron que hacerlo con una pequeña bombona de oxígeno, que les acompañó día y noche hasta que cumplió los 10 meses. Por eso, para ella es fundamental que, junto a los consejos de los médicos, las familias de prematuros se apoyen entre sí. De hecho, ella se ofrece voluntaria para tomar un café y charlar con cualquiera que lo necesite.

 

Sergio 

Marta García sufrió preeclampsia durante el embarazo y decidieron ingresarla hasta que a las 35 semanas nació Sergio, con 1.900 gramos de peso. Tras el parto, ella desarrolló el peligroso Síndrome de Hellp y tuvo que permanecer ingresada. Aún con todas estas complicaciones, pudo seguir adelante con la lactancia.

Hasta que no me lo llevé a casa, no fue mío del todo.

Sergio

 

Marta reconoce que lo pasó muy mal la primera vez que lo vio, tres días después de dar a luz. «Los nervios, el calor, todos a mi alrededor mirándome… me tuve que marchar y bajar después, yo sola, para poder observarle con calma y disfrutar de él. Y hasta hoy sigo haciéndolo».

 

Partos múltiples

Cuando se trata de partos múltiples, el riesgo de que sea prematuro se multiplica. El 50 por ciento de los partos gemelares nacen antes de las 37 semanas de gestación.

Mateo-y-Valentina

En el caso de Isabel Gómez el parto prematuro de sus mellizos Mateo y Valentina ocurrió en la semana 29 de gestación. Dos semanas antes, la bolsa amniótica de Mateo se rompió y tras permanecer ingresada desde ese momento, una infección obligó a los médicos a practicar una cesárea de urgencia.

Lo primero que le pregunté a la pediatra fue si mis mellizos iban a vivir 

 

 

 

Según nos explica Isabel, lo primero que le preguntó a la pediatra fue si sus hijos iban a vivir, tal era el miedo que sentía de que todo estuviera bien.

Valentina solo necesitó engordar, así que primero salió ella. Pero su hermano tuvo una complicación respiratoria y tardó un mes más en salir del hospital.

 

Paula e Inés 

«De aquí te vas a Urgencias, que tus niñas vienen de camino». Así le anunciaron a Beatriz Ramajo, que sus gemelas, con 34 semanas de gestación, no podían esperar más para salir. Al día siguiente, Paula e Inés, con 1.800 y 1.600 gramos, respectivamente, ya estaban en el mundo.

«La verdad es que todo fue muy bien, pero las tuvieron que meter en incubadora para que cogieran peso, y les costó bastante». Paula estuvo tres semanas en Neonatos y su hermana Inés una semana más. «Los primeros días no podíamos ni meter la mano para tocarlas, y al tercer día pudimos, por fin, cogerlas en brazos», recuerda Beatriz.

Las gemelas han cumplido ya los 5 años, y hace tiempo que dejaron atrás las revisiones del Servicio de Atención Temprana. 

En Neonatos las trataron con tal cariño que el trance de tener que dejarlas era más llevadero.

 

Ines-y-Paula

 

Nuestro especial agradecimiento a todas las familias que han hecho posible la realización de este reportaje. 

 

Agradecimientos también a Kiddy Fun, por cedernos el local para la realización de las fotos.

Inicio  »  EMBARAZADAS Y BEBÉS   »   Cuando la cigüeña se adelanta
GUIA DE TURISMO FAMILIAR

Los mejores destinos

para una PRIMAVERA genial